unidad

Cuando vibramos en Unidad no hay aspectos fragmentados. No hay resistencia, rechazo o pérdida de energía. Todo vuelve a nosotros para completarnos. La enfermedad (física, mental, espiritual, emocional) se crea cuando estamos separados de nuestra Conciencia Universal. Esas partes se alejan de la luz (fuerza vital) y empiezan a debilitarse. Son aspectos nuestros que no reconocen a la Conciencia como su fuente original.

La Medicina es el arte de unificar lo que está fragmentado para que esas partes vuelvan a recibir el caudal de energía que las anima, restaura y revitaliza. No es lo que entendemos hoy. Esta Medicina Espiritual utiliza energía universal

¿Qué parte(s) estás guardando/ocultando/escondiendo y no exhibiendo a la Luz?

Es momento de mostrar todo, de iluminar todo, de soltar los juicios que mantenés con algún aspecto que juzgás porque la crítica está separada de la Conciencia Universal y no podrá llevarte a una resolución. Lo que está separado de tu Conciencia se enferma. La única Medicina que nos restaura completa y definitivamente es la del Espíritu. Solo la Conciencia Universal tiene el poder de brindarnos salud integral, vitalidad y belleza natural.

En la sociedad contemporánea se ha vuelto muy común adorar a dioses falsos y recurrir a máquinas y a procedimientos articificiales que en un instante nos devuelven juventud, belleza y una pasajera sensación de bienestar. Las células de tu cuerpo (tu inteligencia innata) saben que todo eso es un parche y que proviene de la falta de confianza en tu fuente de salud interior. Nos alejamos tanto de nuestra naturaleza que creímos en soluciones rápidas y externas que nunca llegan al corazón de nuestro Ser. Nuestras células piden nutrición energética. No las podemos engañar por mucho tiempo.

Los parámetros de juventud y belleza estandarizados no son reales; son una trampa para ir a buscar afuera lo que no reconocemos adentro. Necesitamos despertar nuestra conciencia plena para que nos recuerde cómo encendernos por dentro y recuperar nuestra belleza, fortaleza y vitalidad original.

Nada funciona si estamos desconectados de la Conciencia Universal. Todo intento de desafiarla y de hacerlo por nuestra cuenta (mentalidad egóica) se traduce en un gasto de recursos (tiempo, dinero, energía). Todos los códigos que necesitamos para vivir una existencia plena se encuentran en nuestro interior pero pocas veces nos tomamos el tiempo de activarlos. Es más fácil mirar hacia afuera, depositar la responsabilidad en otros, elegir soluciones rápidas; cualquier mecanismo que nos desconecte de nuestro poder y nos quite responsabilidad.

El camino externo es largo e interminable porque nunca trae soluciones, mucho menos definitivas. Nos atrapa en un círculo vicioso y nos lleva a un callejón sin salida. No podés amarte (reconectarte con la Fuente de Amor Universal) a través de otros. Nadie puede hacerlo por vos. Todas las respuestas están adentro y necesitás escucharlas directamente.

¿Qué querés activar hoy?
¿Qué mecanismos luminosos querés poner en funcionamiento?

Permitite explorar el Universo Infinito que existe en tu interior. Estás condicionado para pensar que adentro no hay nada valioso y que las soluciones están en el exterior. Soltá esta creencia y sumergite en las profundidades de tu Ser. Sos energía materializada, un campo de conciencia vivo que busca activarse y evolucionar ilimitadamente. Iluminá nuevos aspectos, despertá nuevas posibilidades, abrí más canales y liberá la energía retenida. Solo vos podés activarte y salir de la pasividad/olvido/adormecimiento que te lleva a buscar todo afuera.

Se acabó la Era del consumismo, del facilismo y de las soluciones superficiales. Es momento de reencontrarnos con nuestro poder y de usar nuestra propia energía/conciencia/inteligencia divina para vivir una vida extraordinaria.

 

resignación

La resignación es una programación inconsciente que nos hace desistir cuando creemos que no podemos lograr algo; abandonamos esa idea y empezamos a mostrar desinterés. Es la famosa fábula del zorro y las uvas.

Este desinterés está fundamentado en falsos juicios que lo apoyan y que tomamos como verdaderos. No los cuestionamos en profundidad y tomamos esas conclusiones como válidas. El proceso es realmente inteligente ya que el razonamiento es digno de nuestra capacidad de hilvanar una idea tras otra y de llegar al resultado que la mente espera. Confirmamos nuestras propias creencias.

Es por eso que para des-cubrir este patrón y deshacerlo necesitamos despertar nuestra conciencia y advertir ese funcionamiento automático. Se activa cuando estamos cruzando un límite interno, vislumbrando una meta extraordinaria y alineando toda nuestra realidad a una frecuencia más elevada. Este estiramiento energético puede asustar a la mente y disparar su mecanismo de defensa: pelear para mantenerse en el mismo lugar. Cuanto más nos acercamos a esa posibilidad, más salen a la luz nuestras programaciones de carencia.

Estas ideas extraordinarias, bajo la lupa de la resignación inteligente, son mas rápidamente descartadas que las otras ya que implican para el ego un riesgo mayor. Representan las acciones que podemos llevar a cabo cuando activamos capacidades que poseemos pero que aun no reconocemos; este desfasaje entre lo que creemos que podemos y realmente somos capaces de hacer es muy grande desde el punto de vista de la mente lineal.

Si estamos listos para dejar la vibración de la resignación, se abre para nosotros un universo de posibilidades. Esas nuevas oportunidades son una puerta a nuestra autorrealización y a descubrir un nuevo orden; más libre, sabio y amoroso.

Te invito a conectarte con tu destino extraordinario.

¿Qué es lo que realmente querés ser/hacer que te parece apasionante pero imposible?
¿Qué vida querés materializar y no te atrevés a soñarla porque creés que tus sueños tienen que ser lógicos?
¿Qué querés habilitarte aunque (inicialmente) te de culpa, vergüenza o miedo?
¿Qué es lo que tu conciencia te invita a experimentar/contribuir y estás rechazando?

Podés escribir estas respuestas que están emergiendo de tu interior e iluminarlas. Dales espacio para que se expresen y puedan salir al mundo en forma física. Alimentá estos anhelos a diario y dejá que tu poder extraordinario tome el mando de tu vida.

 

mundo del ahora

Te invito a experimentar un mundo sin distracciones, entretenimientos o adicciones.

Cuando estás presente no necesitás distraerte o entretenerte. Cuando estás siendo todo lo que sos, ¿qué puede haber que te apasione más? Si estuvieras viendo la mejor película de tu vida; ¿te levantarías para ir a jugar a la PlayStation o ir a una fiesta? ¿Sacarías tu atención del momento presente para chequear lo que necesitás hacer mañana?

Bienvenido al foco continuo que supera cualquier película o ficción. 

¿Por qué nos distraemos? Porque no estamos sentados en el cine que queremos viendo la película que queremos. Y sabemos que tenemos el poder de cambiar y de encontrar la que sí nos entusiasma. Cada distracción, escape, necesidad de entretenimiento o adicción es una negación de este mundo. En ese instante podemos decidir cuánto tiempo más queremos seguir perdidos en el mundo del no Ser.

Te invito a dejar el mundo de las ilusiones y a trazar tu propio destino.
Te invito a apagar tu electrónica para encenderte.
Te invito a soltar tus relaciones basadas en el miedo para reencontrarte y conectarte con el amor sagrado.
Te invito a dejar de darle tu poder a otros para creer en vos.

Redirigí todo tu poder hacia vos. Vas a sentir unaexplosión de empoderamiento y de amor.

¡Bienvenido al mundo del ahora por elección!
 
 
 
 

compromiso con tu Verdad

Los Seres humanos dedican su vida a encontrarle un sentido a la misma. Recorren diferentes experiencias, realizan innumerables cursos, leen los mejores libros, viajan a sitios remotos, siguen a Maestros, van y vienen persiguiendo algo que parece inalcanzable: su Verdad.

En cada una de estas aproximaciones hay algo que les hace intuir quiénes son. Incluso a veces esa Verdad se les presenta abiertamente. Sin embargo, como si fuesen caballos salvajes liberados, galopan por su vida sin dirección, sin destino.

¿Por qué todavía no encontraste tu verdad?
Si creés haberla encontrado, ¿por qué seguís buscando?

A los seres humanos les encanta entretenerse, distraerse, dispersarse, divertirse, “DI”… El prefijo DI significa divergencia, separación múltiple. ¡Y tienen tantos “di”!

Dedican años a divertirse, disentir, dilatar, divagar, divergir. Este juego de palabras es para llevarte a tomar conciencia del hecho de que la búsqueda dilatalo único que te lleva a encontrar: reconocer el compromiso asumido con tu verdad, con quien verdaderamente sos y con tu real propósito.

El prefijo con significa entero, juntos, completo. Y compromiso nos remite a asumir nuestra responsabilidad; a cumplir con un acuerdo pactado entre las partes involucradas. Este compromiso, este pacto, es entre tu Sabiduría Divina y tu Humanidad. Ambas partes se fusionan para juntas, unidas, recordar la Verdad.

Estamos llenos de programaciones que nos separan de esta verdad: humildad/soberbia, castidad, obediencia, pobreza, separación, sumisión, ignorancia, engaños, mentiras, creencias. Si elegís vaciarte de ellas sólo queda tu divina humanidad.

Entonces en ese instante, en tan solo un instante, ¡lo ves! Ves la grandeza y la belleza de todo lo creado y sentís una profunda gratitud. Ves tu magnificencia. Te ves en todo y te llenás de Gracia. Comenzás a vivir en Gracia Divina desde tu Humanidad Unificada.

¿Qué te separa de tu divinidad?
¿Qué podés activar ahora para unificarte?

Es momento de reconocer el compromiso que asumiste con tu verdad y mirarla de frente para recordar quien sos y habilitarte tu realidad más elevada.

 

avatar

Un Avatar es un Maestro. Tradicionalmente lo asociamos con una presencia no encarnada en este plano físico, muy lejana a nuestra realidad y posibilidades. Es una manifestación corporal de una deidad, la encarnación de un dios, un espíritu que ocupa un cuerpo terrenal, una manifestación divina en la tierra. Dado que proyectamos esta cualidad en otros, olvidamos que es nuestra esencia. Somos divinidad encarnada en un cuerpo físico. Es algo natural; es nuestra configuración / constitución original. Nos separamos de esta verdad y esta disociación creó una línea de tiempo de sufrimiento, soledad, dolor, confusión y desempoderamiento. Solo nos conectábamos con esa esencia divina a través de alguna película o libro que encendía ese recuerdo y se volvía a apagar al terminar la historia. Eso que la sociedad contemporánea denomina ciencia ficción es más real de lo que suponemos. Es una forma que tiene la conciencia de recordarnos de manera creativa que tenemos un gran potencial inexplorado a nuestro alcance en el momento en que decidimos abrirnos a él.

Un Maestro es alguien que recordó su esencia energética y que usa ese poder innato para apoyar la evolución de la humanidad. Principalmente lo define el Amor que despliega en cada una de sus acciones. A veces esa frecuencia se expresa de manera firme, a veces compasiva. Habilita su poder tanto para desarmar una programación (conducta egóica) con vehemencia como para activar códigos de luz instantáneamente.

El principal don de un Maestro es su amor por la humanidad. Todo lo que vivió en su propio camino hacia la libertad / Unidad lo capitaliza para que otros no tengan que adentrarse en los mismos pantanos. Comparte atajos energéticos, simplifica procesos, abre caminos, muestra las posibilidades más elevadas y cataliza la unificación de conciencia para diluir la fragmentación interna.

Desde el egoísmo (falsos guías) nuestros aspectos inconscientes pueden querer que alguien experimente la misma complejidad que nosotros así entiende lo que transitamos y le da valor a la conciencia. El ego siempre busca revancha y alimentar su victimismo. Un Maestro obra con amor. Da todo de sí para catalizar la ascensión planetaria.

Un Maestro no se guarda nada. Comparte todo lo que tiene a disposición y se brinda a su Comunidad. No usa su sabiduría o conocimientos para sacar ventaja o tener dominio sobre otros Seres. Solo el ego piensa de esa manera estratégica. Un Maestro entiende que cuando ilumina a su entorno, se ilumina a sí mismo. Comprende el Principio de Unidad.

Alguien completo en sí mismo no pide o reclama. Vive en abundancia y la comparte abiertamente. No se enfoca en la opinión colectiva, en los consensos o en cómo otros interpretan sus palabras y acciones. Obra con integridad y transparencia. Todo está a la vista. No tiene una agenda oculta o dobles intenciones. No brinda servicio pensando en el dinero como su motivación exclusiva o como el principal motor de sus acciones. Al mismo tiempo, sabe recibir y valorar su energía. Se ha reconciliado con la abundancia y el amor en todas sus expresiones.

Todos somos Maestros pero lo habíamos olvidado.

Un Maestro resuelve todo en momento presente. No espera, dilata o evade. Conoce el valor de cada intercambio y aprovecha las infinitas oportunidades que se revelan en cada momento. Cada instante de vida es un universo de posibilidades que se despliegan cuando nos sumergimos en esa experiencia.

Un Maestro no se avergüenza de su esencia. Sale a la Luz. La encarna con respeto y reverencia. Porta la simpleza de los grandes; aquellos que saben que son la conciencia universal y que su mundo no tiene límites. Sabe que para atravesar su Portal de Unificación tiene que expresar gratitud hacia todos los Seres y, principalmente, hacia sus Maestros (físicos / etéricos). No podemos elevarnos si no reconocemos a quienes nos abrieron el camino. Esta apreciación no responde a la necesidad de esos Maestros; quien necesita abrir esa frecuencia de gratitud es quien quiere unificarse. Ningún Maestro necesita aval; solo quienes quieren alimentar su ego buscan seguidores, admiradores, estudiantes y discípulos. Un Avatar se nutre de conciencia, no de halagos o adulaciones. Al mismo tiempo, recibe abiertamente el reconocimiento genuino de quienes aprecian su Luz porque también encontraron la propia.

Un Maestro vive en Unidad y reconoce que todos esos aspectos que proyectó en otros eran fractales de su propia conciencia. Puede apreciar a todos porque pudo integrar todas sus partes. El más alto ideal de un Maestro es la Comunidad de Luz. Esa es su visión, su camino y su destino. Es la Frecuencia que habilita para abrir vías más rápidas para la materialización de esa realidad colectiva. Sabe que la suma de Comunidades iluminadas da como resultado una Humanidad Iluminada.

Un Maestro terminó su búsqueda. Llegó al Encuentro. Destina su existencia a catalizar este recuerdo en otros porque sueña con una humanidad despierta y dedica su vida a materializar esta visión. Nada lo detiene. Su luz es arrolladora.

 

email icon     Suscribite y recibí en tu email todas nuestras novedades.

Encuentro.pro ©. El sitio utiliza Cookies, por lo cual si continúa navegando entendemos que acepta el uso de las mismas. NOTA IMPORTANTE SOBRE EL CARÁCTER DE NUESTRAS PUBLICACIONES: La información en este sitio no pretende ni implica ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento médico o psicológico. Todo el contenido, incluido textos, gráficos, imágenes e información, disponible a través de este sitio web es solo para fines de información general. Todo el contenido es para uso particular prohibiéndose su reproducción total o parcial sin la correspondiente autorización.

Nordelta, Tigre, Buenos Aires, República Argentina y Bahía Cosón, Samaná, República Dominicana.

 
 

abundancia cuantica