familia iluminada

Una de nuestras principales creencias al expandir conciencia es que para hacerlo tenemos que estar solos. Pensamos en nuestro despertar como un proceso largo e individual que excluye al entorno familiar y esto genera resistencia inconsciente. Nos cuesta articular ambos mundos y sentimos que podemos ser conscientes un rato pero luego tenemos que volver a cumplir con nuestra labor cotidiana.

Solemos asociar estos vínculos con un arquetipo determinado. Nuestra mente lineal nos hace creer que hay UNA forma de ser buenos padres/madres. Aceptamos naturalmente que en estas relaciones hay esfuerzo, negociación y resignación y que, así como nos dan mucha satisfacción y nos conectan con “el amor más puro que podemos experimentar”, también nos quitan libertad, individualidad, sueño y paz.

Ponemos toda nuestra energía en seguir esa receta que pasa de generación en generación como si fuera un legado; un pacto implícito de lealtad hacia esa forma de hacer/ser. En muchos casos cumplimos al pie de la letra con los mandatos que nosotros mismos cumplimos y en otras ocasiones hacemos lo contrario, creyendo que así nuestros hijos van a experimentar lo que a nosotros supuestamente nos faltó.

Podemos resignificar la maternidad/paternidad y hacer que este rol se reconfigure y se vuelva mágico; que no haya estructuras para sostener y que se desmantele esa única forma de ser padres para ser libres y reconectarnos con nuestra verdad interior.

Podemos convertirnos en nuestros propios guías y acompañar a nuestros hijos con libertad y sabiduría. Podemos ayudarlos a que despierten sus dones, se reconecten con su verdad, asuman su maestría y recuerden su plan divino. Podemos iluminar su camino al mismo tiempo que somos conscientes de que son ellos los responsables de atravesar el portal hacia su destino más elevado.

La conciencia no tiene edad; todos tenemos que ejercer nuestro don de libre elección. Podemos relacionarnos con nuestros hijos como dos universos (campos de energía) evolucionando al unísono. Ellos también nos guían, ellos también nos abren puertas, nos muestran un mundo de infinitas posibilidades. El vínculo se vuelve sagrado y recíproco. La conexión se profundiza, la telepatía se hace presente como el principal canal de comunicación.

Nuestra relación se nutre de energías más receptivas, más silenciosas, más serenas y contemplativas. Nos vaciamos de toda experiencia pasada para que aflore la magia; descubrimos que basta con estar presentes.

¿Te animás a experimentar tu familia iluminada

 

Pin It

email icon     Suscribite y recibí en tu email todas nuestras novedades.

Encuentro.pro ©. El sitio utiliza Cookies, por lo cual si continúa navegando entendemos que acepta el uso de las mismas. NOTA IMPORTANTE SOBRE EL CARÁCTER DE NUESTRAS PUBLICACIONES: La información en este sitio no pretende ni implica ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento médico o psicológico. Todo el contenido, incluido textos, gráficos, imágenes e información, disponible a través de este sitio web es solo para fines de información general. Todo el contenido es para uso particular prohibiéndose su reproducción total o parcial sin la correspondiente autorización.

Nordelta, Tigre, Buenos Aires, República Argentina y Bahía Cosón, Samaná, República Dominicana.

 
 

abundancia cuantica