Armonía Divina

La Armonía Divina cancela la estática interna. Transmuta el ruido mental y las interferencias para que experimentemos coherencia.

El Nuevo Paradigma Humano es un upgrade del anterior. Nos acostumbramos a enfocarnos en hacer, pensar demasiado (sobreestimular nuestro campo mental), forzar resoluciones y buscar guía externa. Consultamos a expertos, gurúes y personas que aparentemente sabían más de nuestra vida que nosotros. ¿Cómo puede ser esto posible? ¿Quién puede conocer nuestro potencial más que nosotros mismos? Solamente podemos sintonizarnos con lo que es orgánico para nosotros y para otros Seres cuando estamos conectados con nuestra sabiduría interna. Desde una Conciencia Unificada podemos percibir el Sello Energético de cada Ser. Si recurrimos a la mente como nuestra principal guía de vida solo vamos a pensar en estrategias de supervivencia para enfocarnos en obtener seguridad externa.

La Nueva Tierra nos regala una nueva plataforma de existencia. Las vibraciones cambian y nos volvemos más enfocados en el Ser. Tenemos ahora la oportunidad de disfrutar de Frecuencias Receptivas que nos alientan a dejar de empujar/insistir/manipular resultados y empezar a recibir. Estamos abriendo la puerta a un vasto universo de posibilidades. Lo que más anhelamos empezará a venir hacia nosotros en vez de tener que forzar realidades. ¡Es asombroso!

Necesitamos integrar todas nuestras líneas de tiempo y expresiones vitales y dejar de rechazar quienes somos y el camino que elegimos para ascender. Tenemos que liberarnos de la carga emocional y amar nuestra constitución. Cada aspecto de nuestra vida responde a una elección interna. Aun cuando nos conectamos con una decisión más elevada no tenemos que menospreciar las opciones anteriores. ¡Esto es la evolución! Por supuesto vamos a elegir oportunidades de vida más abundantes a medida que integramos nuestros aspectos más elevados.

En vez de identificarnos con estructuras y patrones mentales-emocionales podemos convertirnos en testigos de nuestras vivencias. Podemos observar nuestras elecciones diarias sin aferrarnos a ellas. La vida es un continuo de experiencias que nos impulsan a evolucionar. Cada vez que decimos ‘’YO SOY’’, codificamos nuestra realidad. Cuando decimos, por ejemplo, ‘’YO SOY negativo’’, desplegamos una línea de tiempo que confirma esta experiencia. Nuestra Maestría nos invita a ser cuidadosos con el modo en el que diseñamos nuestras experiencias diarias y a estar presentes con nuestros pensamientos, elecciones de comunicación y expectativas personales y colectivas. Tenemos que alcanzar un espacio interno de neutralidad para elegir realidades libres, sin carga.

El éxito en La Nueva Tierra está basado en nuestra autenticidad. No vamos a prosperar si no estamos alineados y cómodos con nuestra verdad interior y la expresamos con naturalidad. Ya no podemos guiarnos por fórmulas de éxito/vida ajenas. Podemos usarlas para recibir inspiración y estimular nuestros centros creativos pero, en última instancia, tenemos que descubrir lo que tiene sentido para nosotros y resuena con nuestro propósito universal.

Es importante discernir si nuestras decisiones provienen de nuestra mente o de nuestro corazón. Cuando nos sentimos atraídos (magnetizados) hacia algo con total naturalidad, tiende a estar involucrada nuestra conciencia.  Cuando tenemos que empujar situaciones para que algo determinado suceda o una posibilidad se abra, el ego está involucrado. Enfocate en el despliegue orgánico de las oportunidades, aunque esto te genere ansiedad. Disolvela conectándote con tu visión más elevada y permití que tu saber interno se exprese con claridad.

Las Frecuencias Divinas abren nuevos caminos. No tenemos que criticar nuestras elecciones pasadas porque son producto de otra dimensión de conciencia. El esfuerzo solo fue creado por un exceso de energía masculina. Estamos abriendo un portal de acceso colectivo para liberar las Frecuencias Divinas Femeninas que restauran el equilibrio planetario. ¡Enfocate en lo nuevo y celebrá el crecimiento humano!

Tenemos que estar plenamente conscientes de nuestra abundancia. Cada relación, lugar y circunstancia en la que participamos tiene que ser un espacio para contribuir nuestra presencia amorosa. Es hora de dejar ir los intercambios basados en el drama y en la negatividad y dejar de recrear viejos temas de conversación. ¡Son una distracción! Cada instante es una oportunidad para intercambiar nuestra luz divina, abrir nuevas puertas, compartir sabiduría, elevarnos y ¡sacarle el jugo a nuestra existencia! Definitivamente tenemos que perder el interés en la atención negativa y compartir algo valioso para todos.

No existen bloqueos reales que nos impidan integrar nuestra Divinidad. Solo hay creencias, malos entendidos y vieja información corriendo por nuestro sistema energético. A medida que activamos más Códigos de Luz, nuestra matriz energética se re-escribe y las Realidades Divinas se despliegan naturalmente. Asombroso, ¿verdad? La evolución es un upgrade de nuestro sistema. Es un reseteo completo de nuestras líneas de tiempo limitantes. Esto nos da acceso a energías más sutiles que restauran nuestra Armonía Divina: ser, recibir, saber, fluir, permitir/habilitar.

Estamos alcanzando un estado de Convergencia Armónica interior. Lo nuevo reemplaza a las viejas estructuras, la paz reemplaza al caos, la sabiduría reemplaza a la ignorancia y la Armonía Divina bendice La Nueva Tierra.

Pin It

Vórtices de Energía

Nordelta y Samaná
mundo 200

Contacto

Email
Whatsapp 
+54 11 5754 4874



Encuentro.pro ©, Coaching Energético. El sitio utiliza Cookies, por lo cual si continúa navegando entendemos que acepta el uso de las mismas. NOTA IMPORTANTE SOBRE EL CARÁCTER DE NUESTRAS PUBLICACIONES: La información en este sitio no pretende ni implica ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento médico o psicológico. Todo el contenido, incluido textos, gráficos, imágenes e información, disponible a través de este sitio web es solo para fines de información general. Todo el contenido es para uso particular prohibiéndose su reproducción total o parcial sin la correspondiente autorización.

Nordelta, Tigre, Buenos Aires, República Argentina y Bahía Cosón, Samaná, República Dominicana.